Los españoles Martinón, Pueyo, Guitart, Escarrer y Fluxá pioneros del turismo en Cuba

La revolución turística de Cuba la hizo el comandante en jefe con los siguientes empresarios, por orden cronológico de arribo: Enrique Martinón, Pedro Pueyo, Climent Guitart, Gabriel Escarrer y Miguel Fluxá. De todos ellos, el primero en poner dinero y con diferencia fue el empresario de Lanzarote que acabó asociándose a Escarrer con las marcas Sol y Meliá.

El líder de la revolución del 59 se vcastro-cubaolcó con el turismo. Fidel Castro siempre asistía a las ferias turísticas, tanto las que tenían lugar en Varadero como en La Habana. Para poner en marcha el turismo contó desde el principio con un dirigente eficaz, pragmático, ameno y trabajador, el presidente de Cubanacan, Abraham Maciques.

Luego nombró ministro a Osmany Cienfuegos, con currículo histórico por su lucha en varios frentes contra Batista y por ser hermano de otro comandante carismático, Camilo, el bello guajiro que enloquecía no sólo a las mujeres más pobres sino también a las damas de la alta sociedad. Tanto Osmany Cienfuegos como Abraham Maciques se apoyaron en Luis Callejón.

Callejón Blanco, impulsor de la patronal hotelera malagueña y miembro fundador de la gran patronal turística Zontur, se pasó tres lustros llevando a inversores y dueños de cadenas tanto para Maciques como para Osmani. Callejón sostiene que fue él el que “calentó” a Gabriel Escarrer para que a través de su segundo, Juan Vives, apostase por el turismo cubano.

Martinón ya estaba en el país, al igual que Pueyo y más tarde Guitart. Pero el único que puso money, el más atrevido, fue el dueño del Grupo Grumasa. Uno aportó dinero y otro la gestión, y un profesional atemperado como Gabriel Canaves, entonces jefe de recursos humanos de Meliá, desempeñó durante años un papel clave entre ambos ante las fuertes personalidades de los dos.

Pueyo duró poco como hotelero, aunque su compañía aérea siguió operando desde Barcelona y Madrid con Varadero hasta su desaparición. El dueño de Oasis apostó y se concentró en el Caribe mexicano. Luego vino Guitart, propietario de la cadena del mismo nombre. Éste se asoció con varias mutuas de trabajadores de grandes empresas públicas del Estado, como Endesa y Correos.

La aventura de Climent Guitart con los nostálgicos del comunismo que dirigían las citadas mutuas no llegó al lustro. Con los cubanos crearon una compañía que se llamó Kawama y que fue un fracaso. Guitart, quien dejó el mundo terrenal hará un par de años, se fue cabizbajo del país y los dirigentes de las mutualidades acabaron señalados por mala gestión y mala praxis.

El presidente de Iberostar aterrizó cuando ya estaba asentado Meliá con esta marca y con Sol. Osmany Cienfuegos bautizó a Fluxá como “el estudiante” porque cuando el ministro le proponía cualquier negocio el empresario mallorquín le respondía que “lo estudiaría con detenimiento”. Con el tiempo, Iberostar se convertiría en un ejemplo a seguir en Cuba.

Maciques hizo lo indecible para que Riu se instalara en la mayor de las Antillas. Los Riu fueron a regañadientes y acabaron abandonando la Isla en abril del año pasado. La cadena de los militares, Gaviota, la más deseada por su rigor y capacidad de ejecución, se movió hace dos décadas para que Piñero desembarcará con Bahía Príncipe. Esta permaneció alrededor de un año.

De los pioneros, de los que a finales de los ochenta y principios de los noventa apostaron por Cuba, solo quedan Escarrer y Fluxá. Martinón aún tiene inversiones pero su punto de mira está puesto está desde hace años en Dominicana y Riviera Maya, donde opera con las marcas AMResorts y NH. El comandante en jefe con quienes más empatizó fue con Escarrer y con Martinón.

Meliá es la cadena líder a larga distancia en el país. Canaves es en buena parte el artífice del éxito de la cotizada por muy variados motivos. Iberostar cree firmemente en Cuba. Los canadienses de Blue Diamond también apuestan con más fuerza. Estos y las españolas que también están presentes no desfallecen y conocen a los cubanos mejor que sus colegas de USA.

Publicado en http://www.preferente.com